Aplicar una masilla correctamente es garantía de que la superficie en cuestión estará perfectamente preparada para su posterior pintado. Para una correcta aplicación hay que mezclar bien la masilla ya que es fundamental que la mezcla obtenida entre la masilla y el catalizador sea totalmente homogénea. Otro paso importante sería evitar la formación de bolsas de aire a la hora de aplicar la primera capa. El relleno y aislado se hace con bastante masilla, la espátula casi plana y efectuar pasadas muy suaves. El lijado de la masilla se debe efectuar siguiendo una técnica específica que permita reducir las aguas y evitar los rechupados.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.infotaller.tv/chapa_y_pintura/aplicar-correctamente-masilla