El proceso de repintado en el taller de carrocería requiere ser meticulosos en cada paso. En muchas ocasiones, los defectos de repintado se producen por fallos en la preparación de la pintura, en los tiempos de secado de esta, en una incorrecta aplicación incluso en una mala aplicación de la masilla. La principal causa del desprendimiento de la masilla se puede producir por una incorrecta preparación del soporte antes del enmasillado. Para evitar el desprendimiento de la mansilla, antes de aplicarla hay que realizar una correcta preparación de la superficie (limpieza, desengrasado y lijado).

Puede leer más información en el enlace:

https://www.elblogdelpintor.com/es/procesos/procesos/defectos-de-repintado-como-evitar-los-desprendimientos-de-masilla