Recientemente un Lexus de Google, vehículo totalmente autónomo, sufrió un accidente cuando circulaba por Mountain View. En un atasco, un vehículo detrás del coche de Google no se percató de la parada de los coches y se impactó contra el Lexus de Google. El conductor del vehículo sufrió una lesión cervical.

 La cuestión que se plantea es: si el vehículo de Google no hubiera sido totalmente autónomo, ¿el conductor del mismo podría haber evitado el accidente realizando alguna maniobra como desplazar hacia un lado el coche? Ante la posibilidad de un futuro en el que todos los coches sean autónomos se abre la polémica sobre si los conductores actuales se sentirían seguros siendo pasajeros en coches autónomos y si están de acuerdo con la posibilidad de que la conducción con conductor humano quede relegada a circuitos para los fanáticos de la conducción. El debate está servido.

Más información en el enlace:
http://www.xataka.com/vehiculos/el-humano-y-no-la-tecnologia-es-ahora-mismo-el-principal-obstaculo-del-coche-autonomo