Desde el comienzo de la crisis los conductores han aumentado la contratación de seguros con franquicia en detrimento de los seguros a todo riesgo. Según un estudio de Seguros Kelisto, la contratación del seguro con franquicia es más rentable para el conductor, ya que para amortizar lo pagado de más en un seguro a todo riesgo se necesitarían dos partes al año, circunstancia que rara vez se produce.

La mayor contratación de seguros con franquicia afecta directamente al volumen de operaciones de los talleres, pues muchos de los golpes leves y pequeñas reparaciones que anteriormente se llevaban al taller bajo la cobertura del seguro a todo riesgo, ahora no se reparan.

Más información en el enlace:

http://www.infotaller.tv/chapa-y-pintura/actualidad/se-necesitan-dos-partes-al-ano-para-amortizar-el-seguro-todo-riesgo