Recientemente investigadores de la Universidad de Granada han realizado un estudio sobre la percepción de los colores de los coches y su relación con la seguridad vial. Tradicionalmente se ha considerado que el color rojo de los coches era percibido por otros conductores como más peligrosos, al considerar que los propietarios de estos vehículos eran más agresivos y con una conducción más arriesgada.

El estudio, en el que han participado cien conductores, ha desmentido esta creencia, y ha demostrado que los conductores no relacionan los colores de los coches con unos atributos concretos de sus propietarios, ejemplo rojo: conductor agresivo, blanco: conductor tranquilo, …

Sin embargo, sí existe una relación entre el color de los coches y la seguridad vial, y esta relación viene determinada por la mayor visibilidad de unos colores frente a otros. Algunos colores son más seguros que otros porque son más visibles que otros, reflejan mejor la luz, y la visibilidad de los vehículos en la carretera es importante.

¿Qué colores son más seguros?

graphic 4_2