El exceso de frío o calor afecta al rendimiento, y por tanto a la productividad, y a la salud de las personas. Por ello, los especialistas del repintado de vehículos saben que cuando llega el invierno y la temperatura baja, la preparación del trabajo de chapa y pintura tiene que adaptarse al frío y sus consecuencias, ya que la temperatura juega un papel fundamental en muchos procesos químicos. Uno de los consejos más importantes, para que no nos afecte el invierno es la limpieza de la carrocería. Hay factores y agentes externos que, igual que dañan la pintura de la carrocería, su presencia en ella al realizar un trabajo de repintado puede provocar la aparición de defectos que arruinen el trabajo en el taller.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.elblogdelpintor.com/es/procesos/procesos/como-afecta-el-invierno-a-la-reparacion-de-carrocerias-en-el-taller