Como los defectos de repintado, son el gran enemigo del profesional del taller de carrocería especialista en pintura, lo ideal es evitarlos en la medida de lo posible. Los defectos de pintura no son exclusiva de los talleres de reparación, los fabricantes de vehículos también están expuestos a que se produzcan fallos de pintura en las líneas de producción. Por eso todos los constructores tienen en sus plantas algún tipo de tecnología para detectar estos fallos a tiempo. Esta tecnología permite detectar defectos de pintura inferiores al medio milímetro en la carrocería de los coches sin entorpecer el proceso de fabricación.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.elblogdelpintor.com/es/procesos/procesos/como-detectar-los-fallos-de-repintado-en-el-taller