Son varias las marcas que llevan años apostando fuerte por la pila de combustible. Por ejemplo, Toyota lleva desde 2002 trabajando en este tipo de mecánicas.
A diferencia de un automóvil eléctrico, el de pila de combustible no se recarga mediante un enchufe. En su lugar dispone de unos tanques de hidrógeno que mezclan dicho gas con oxígeno para generar la propulsión del vehículo, todo este proceso se produce en la pila de combustible donde se genera energía eléctrica, además de agua.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.autofacil.es/coches-electricos-e-hibridos/2019/10/14/pila-combustible