Con el aumento de desplazamientos se produce uno de los problemas más comunes en las carreteras españolas, los atascos. Las congestiones del tráfico no son precisamente recomendables para los vehículos, ya que estas afectan al motor, frenos, el embrague y otras partes de una manera negativa. La temperatura, los motores de arranque y baterías son algunos de los elementos que debes vigilar para evitar averías en el coche.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.autobild.es/listas/cuatro-problemas-tienen-coches-atascos