La pegatina de color que nos entregan tras superar correctamente las pruebas de la ITV es la certificación que acredita que nuestro coche es apto para seguir circulando, al cumplir con la normativa vigente. Podemos enfrentarnos a multas de hasta 100 euros por no llevarla. En caso de haber perdido la pegatina, normalmente por cambio de parabrisas, se aconseja simplemente mostrar ante los agentes de tráfico el informe favorable de inspección y la ficha técnica ya que la normativa no regula la expedición de duplicados del distintivo.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.topgear.es/noticias/no-solo-ruedas/donde-poner-pegatina-itv-cual-multa-no-llevarla