Hasta hace pocos años las opciones de pintura exterior para el coche pasaban por colores sólidos (blancos y negros básicamente) o metalizados (el resto de colores). Pero de unos años hacia hoy las opciones se han ampliado y ahora están de moda las pinturas mate. Técnicamente, el brillo es una percepción visual procedente de la observación de una superficie. Cuanta más luz se refleje, la impresión de brillo será más evidente… y cuanta menos, mayor será la percepción mate. Para la aplicación es fundamental extremar la limpieza en todo el proceso de pintado con acabado mate. Es recomendable realizar pintados parciales en diferentes piezas, utilizando bordes, molduras etc.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.elblogdelpintor.com/es/procesos/procesos/acabados-mate-como-realizar-el-mejor-trabajo-en-el-taller