Conocido como el “efecto submarino”, es la causa de llevar el cinturón de seguridad holgado y no ir de forma correcta al volante, se produce cuando el cuerpo no está bien sujeto por el cinturón de seguridad. Esta situación puede llegar a ser muy peligrosa ya que aumenta el riesgo de chocar contra el volante o el salpicadero. La mejor manera de evitarlo es colocar bien el cinturón de seguridad.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.topgear.es/noticias/garaje/efecto-submarino-todo-necesitas-saber