Los defectos de repintado son grandes enemigos de la productividad, ya que nos obligarán a emplear más tiempo del inicialmente previsto para esa intervención, por eso es fundamental ser muy meticuloso en cada uno de los pasos que debemos dar para reparar un problema en la carrocería de los vehículos. Un defecto no poco habitual en el taller especialista en reparación de carrocería es la aparición de manchas por decoloración o ‘descolorido’. Estas manchas consisten en alteraciones del color de la pintura de acabado y tienen su origen en la interferencia que puede producirse entre la pintura de acabado y las de preparación. La forma de evitar la aparición de decoloraciones es preparar la masilla de poliéster con la cantidad justa de catalizador, otra opción puede ser utilizar una máquina dosificadora para mezclar la masilla.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.elblogdelpintor.com/es/procesos/procesos/defectos-de-repintado-que-es-y-como-evitar-la-decoloracion