Por si no teníamos suficiente con los radares, los semáforos con cámara y las restricciones de tráfico por contaminación, ahora llegan las multas por no llevar la etiqueta de la DGT. La función originaria de estos distintivos medioambientales, ha ido cambiando debido que la contaminación es un problema cada vez mayor.
Algunos ayuntamientos están legislando para que el uso de la pegatina de la DGT sea obligatorio; y, por tanto, la ausencia de adhesivo puede suponer una sanción.
Esta sanción la ponen los ayuntamientos, no la DGT , por ello, dependiendo de la ciudad en la que estés, te sancionarán o no por uno u otro motivo.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.topgear.es/noticias/no-solo-ruedas/multas-pueden-poner-coche-etiqueta-dgt