Por muchas precauciones que tomemos a la hora de efectuar cualquier trabajo de repintado, siempre estaremos expuestos a que aparezcan fallos de mayor o menor gravedad, que serán achacables, unas veces a algún error del pintor, y otras muchas, habrán tenido que ver decenas de variables que pueden provocar que aparezcan estos defectos. Otro de los defectos que cualquier profesional del repintado de vehículos conoce (y en más de una ocasión habrá sufrido) son los fondos hundidos, este defecto no es más que la aparición de pequeños hundimientos en la superficie de la pintura por diferencias de absorción en zonas con diferente espesor, con ausencia de alguna capa, debido a una reparación mal efectuada, al uso de disolventes demasiado rápidos, o bien por un exceso de catalizador. Para corregir este defecto se debe dejar que la zona afectada se endurezca. Posteriormente, deberemos lijarla bien y pintarla de nuevo. Un truco para evitar los fondos hundidos es efectuar siempre un sellado del masillado con aparejo.

Puede leer más información en el enlace:

https://www.elblogdelpintor.com/es/procesos/procesos/defectos-de-repintado-que-son-los-fondos-hundidos-y-como-evitarlos