Lo cierto es que la calidad y el estado de los neumáticos influyen en la conducción más que ningún otro elemento del coche. Al fin y al cabo, son la única parte del vehículo en contacto con el asfalto. De acuerdo con la normativa vigente en España, la profundidad mínima que debe tener el dibujo de un neumático es de 1,6 mm. Por debajo de ese límite, no sólo estarás asumiendo un grave riesgo durante la conducción, sino que estarás incumpliendo la ley. Existen medidores específicos para comprobar el desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos, aunque si no tienes uno de éstos medidores, puedes realizar la operación utilizando una moneda de 1 euro.
Puede leer más información en el enlace:

https://www.autobild.es/practicos/como-revisar-estado-neumaticos